Crónica de un CM: Nadie me dijo de qué iba este Victory Road Circuit

Nadie me dijo hace casi cuatro meses que esto que hemos montado con la indispensable ayuda de OGSeries fuera a dar para tanto. He viajado por el país para jugar a Pokémon y no me esperaba decir esto jamás. Además, cada torneo fuera de tu ciudad es una gran oportunidad para conocer gente con la que interaccionas por las redes sociales, pero que quizás nunca antes habías visto en persona. Qué graciosos son los encuentros, y cuánta gente guay se puede llegar a conocer.

Quién me iba a decir que un catalán me iba a invitar a chupitos, que iba a tener tantas cosas en común con un asturiano, que iba a abrazar con tanto cariño a un avilés, que iba a llamar bro a un pucelano o que iba a guardar tan buen recuerdo de un andaluz en tan solo un fin de semana. Estos son mis ejemplos, pero seguro que si tú has vivido este Victory Road Circuit, tendrás muchos más.

Nadie me dijo que iba a tener tantas cosas en común con gente que iba a conocer a través de Pokémon. Resulta que detrás de cada jugador hay una historia (puedes conocer las de nuestros clasificados en entradas anteriores como esta), y en muchos casos es completamente inesperada. Aficiones musicales, deportivas, de alto riesgo, investigadoras, internacionales e incluso frikis. Pocas cosas he agradecido más que poder tomar algo mientras charlaba sobre cosas que nada tenían que ver con el videojuego, y he aprendido muchísimo de todos vosotros.

Nadie me dijo que a través de un streaming iba a pasarme un fin de semana entero pegado a una pantalla, sintiendo cómo vivía realmente cosas que estaban pasando a cientos de kilómetros de mí. He reído, flipado, comido y hasta me he lavado los dientes mientras veía algunas de las partidas y no podía parar de seguirlas o comentarlas.

Cómo iba a saber que la comunidad no es tan nociva y que unos cuántos jóvenes iban a poder montar algo de estas dimensiones. No lo veía posible, y por eso me sorprendí tanto al ver cómo quedaban organizados, stremeados y premiados cada uno de los torneos que he vivido en este tiempo.

Nadie me dijo de lo que eran capaces Rubén Yanguas (@Y4NGS) y David Olivar (@fallingmindz). A uno le conocí en la universidad, y al otro aún no le he visto en persona. Pero sé que son el motor de este gran proyecto y que, gracias a su esfuerzo, sacrificio y dedicación, todos (y me incluyo @dstinson_5) hemos disfrutado de este gran circuito. También merecen una mención especial Ignacio Gálvez-Cañero (@PokemonSerbal), Jesús Illescas (@ZumoDeBaya) y TODOS los que han colaborado en algún momento, de cualquier forma, con la realización, retransmisión o seguimiento de los torneos. No me caben todos los nombres aquí (señalando al texto), pero sí aquí (señalando al pecho). Así que siéntete parte de esto, y recibe mi agradecimiento.

_DSC0624
Staff y comentaristas de las VR Finals (¿Dónde está Mind?)

Sabías que… nadie me dijo que contar anécdotas curiosas sobre cosas que no tienen nada que ver con la temática del fin de semana iba a desencadenar tantas risas. Yo no tenía ni idea, pero buscar cosas relacionadas con cada ciudad en la que hemos estado, hechos históricos relevantes, o meras curiosidades de aplicables a Pokémon me ha divertido mucho. Los memes, las encuestas, los sorteos y las bromas han sido hechos expresamente para pasárnoslo bien nosotros desde dentro, y hacerte disfrutar a ti si lo has visto desde fuera.

Nadie me dijo que un videojuego de mi infancia, a mis 21 años, me iba a volver a dar tantas alegrías… ¡Porque si me lo llegan a decir, me habría subido al barco mucho antes, piratas!

Deja un comentario