Gestionando el momentum en VGC

Pregunta a cualquier jugador de VGC exitoso cuál es lo más importante a tener en mente durante todo combate, y posiblemente todos responderán lo mismo: el momentum. Sin embargo, el concepto de momentum es abstracto, y ha sido poco tratado por lo general, pero aun así es necesario entender qué es, cómo ganarlo y cómo aprovecharlo. Dominar estos tres aspectos permitirá a todo jugador mejorar su rendimiento en el juego.Durante el artículo se usan ejemplos situacionales, a veces forzados, para ilustrar las ideas del artículo, pero los escenarios reales son mucho más complejos de lo representado aquí.

¿Qué es el momentum?

Simplificando, el momentum es el sistema que usamos para medir quién tiene la ventaja en cualquier situación de combate. La ventaja se basa en las amenazas activas, siendo el jugador con más quién ejerce el dominio. Al ser VGC un constante 2 vs 2, es complicado evaluar quién dispone de la verdadera ventaja.

vs

Tomemos la siguiente situación como ejemplo: el jugador A tiene un Groudon al 50% de salud en pista y, el jugador B, un Thundurus intacto. El jugador A tiene el momentum, pues Groudon puede debilitar a Thundurus con uno o dos Puño Fuego, mientras que Thundurus no puede dañar a Groudon.

vs

Sin embargo, si añadimos un Salamence al 60% al jugador A y un Rayquaza con un 40% al jugador B, las tornas pueden cambiar. Mientras que el jugador A puede debilitar al Rayquaza con Salamence y al Thundurus con Groudon, el jugador B puede aprovechar que la habilidad de Rayquaza desactiva la de Groudon para debilitarlo con un Poder Oculto Agua de su Thundurus. Así mismo, puede paralizar al Salamence rival y derribarlo de un Ascenso Draco en el siguiente turno. ¿Quién tiene el momentum ahora? La situación es mucho más complicada, pues ambos bandos se ven amenazados por el otro, y ninguno tiene la información exacta del rival: ¿Tiene el Thundurus el Poder Oculto Agua o no? ¿Morirá el Rayquaza de un Vozarrón o será necesario atacar con Doble Filo? ¿Lleva la Banda Focus el Thundurus?

Son estos detalles (los objetos, los ataques no revelados, y otro tipo de pequeñas sorpresas) los que convierten planteamientos lógicos en erróneos, creando momentum para el jugador que los domina.

¿Cómo ganar el momentum?

Tomando la anterior definición de momentum como correcta, la mejor forma de ganarlo es obtener amenazas activas a nuestro favor en el combate, o bien aprovechar una previamente disponible mientras buscamos crear más. Es aquí donde los jugadores con menos experiencia suelen fallar: cuando se encuentran sin momentum, realizan jugadas y cambios a los Pokémon que toman menos daño de los ataques. Sin embargo, esto suele llevarles a otro turno sin amenazas activas y, por tanto, sin fuente de daño sólida; haciendo que sigan cambiando y recibiendo daño sin poder asestarlo. Es imposible definir de forma concisa qué movimientos ejecutar turno tras turno, pero sí debes considerar: estos movimientos… ¿me darán momentum a favor? Si la respuesta es no, busca un plan alternativo.

Ganando momentum a través de cambios

vs

Póngamonos en la siguiente situación: te encuentras con un Groudon al 70% y un Cresselia al 40%; mientras que el rival tiene su Kyogre al 80% y su Salamence al 75%. En el campo predomina la lluvia, y no hay ninguna forma de Speed control activa. En esta situación, el rival tiene totalmente el control de la situación, pues con su Kyogre puede debilitar fácilmente a nuestro Groudon con Pulso Primigenio, y además Salamence puede finiquitar a Cresselia sin despeinarse gracias a Doble Filo.

vs

Sin embargo, tienes detrás a dos Pokémon más: Kangaskhan, al 100%; y Thundurus, al 45%. El rival no tiene otros dos Pokémon. Por tanto, uno de los objetivos principales para ti debe ser ganar esa weather war, y la única forma de lograrlo es cambiando a Groudon para que entre posteriormente en cambio. Por tanto, ¿qué Pokémon debería sustituir a Groudon?

Es evidente que no podemos permitir al rival debilitar a ambos Pokémon nuestros con sus ataques, así que debemos decidir si Kangaskhan o Thundurus entran en el puesto de Groudon. Si entramos con Thundurus, estamos esperando a que Pulso Primigenio falle, o de lo contrario nos debilitará. Así pues, nuestra única opción es Kangaskhan, el cual recibirá un daño considerable de Pulso Primigenio, pero podrá presionar con Sorpresa en el siguiente turno, mientras que dejando que Cresselia sea debilitado, Groudon podrá entrar en el siguiente turno, colocar el sol, y debilitar a Kyogre con dos Filo del Abismo.

Gracias a esta acción, habremos logrado algo de momentum, así que mientras nuestro rival no prediga esto y decida usar Vozarrón con Salamence, habremos logrado girar la situación a nuestro favor. Por tanto, se trata de valorar si ganamos más que perdemos con cada uno de los turnos que jugamos.

En este caso, es evidente que no dejaremos morir a nuestro Groudon, por lo que cambiarlo o protegerlo parece una opción lógica. Como Vozarrón no será suficiente para debilitar a Cresselia, y Pulso Primigenio podría fallar, es muy probable que nuestro rival decida usar Doble Filo para asegurar el KO en ambos Pokémon.

Por tanto, una vez transcurrido este turno, la situación se resume en: Groudon al 70% y Kangaskhan al 100% contra Salamence al 75% y Kyogre al 80%. En este punto, podemos amenazar al Salamence rival con un Sorpresa, mientras que gracias al sol, el Kyogre rival sólo podrá lanzar Rayo Hielo. Así pues, hemos logrado crear momentum, pues tenemos dos amenazas activas para nuestro rival, y hemos logrado desactivar parcialmente una de las suyas.

Nota: Ida y Vuelta y Voltiocambio son dos movimientos especialmente útiles para generar momentum mediante cambios de Pokémon, pues suelen ser usados por Pokémon rápidos y ofensivos, que dañan al rival mientras mejoran nuestro posicionamiento en el combate.

Ganando momentum a través de speed control

Gracias a movimientos como Onda Trueno y Espacio Raro (aunque también Viento Hielo o Electrotela, por mencionar algunos) podemos generar mucha más presión sobre el rival. Al cambiar el orden de movimiento de los Pokémon podemos lograr que los nuestros, más lentos y posiblemente debilitados antes de atacar, den la vuelta a la situación y sean los primeros en atacar. Además, estos movimientos suelen ser producidos por Pokémon support con otras funciones, como Intercambio y Gravedad.

Ganando momentum a través de Protección

Podría parecer que Protección no es una forma de ganar momentum, sin embargo, nos permite facilitar nuestra predicción o reducir el momentum del rival. Para ello, ilustrémonos en dos situaciones.

La primera: nuestro rival acaba de mandar su Kangaskhan en el campo, y gracias a una combinación de Sorpresa + ataque de su compañero, podría debilitarnos a ambos Pokémon en campo. Si usamos Protección con ambos Pokémon (Double Protect), logramos evitar ese retroceso, eliminando esa amenaza del rival y, por tanto, parte de su momentum.

Por otro lado, estamos en una situación donde uno de nuestros Pokémon puede debilitar al rival que nos interesa, pero puede ser debilitado por el compañero del contrincante. Por tanto, es lógico pensar que nuestro rival protegerá al Pokémon amenazado e intentará debilitar nuestro atacante. Si nos protegemos nosotros mismos, conseguimos agotar su Protección y facilitar nuestras predicciones en los próximos turnos.

Ganando momentum a través de Señuelo y Polvo Ira

Su función es parecida a la de Sustituto, pues, a pesar de no crear amenazas activas en campo, permite prolongar la estancia de las ya activas, cubriéndolas de ataques que podrían debilitarles y, por tanto, acabar con su estado de amenaza.

Ganando momentum a través de Sustituto

Mediante Sustituto no creamos ninguna amenaza directa, pues nuestros Pokémon no mejoran sus estadísticas y el rival puede atacarnos libremente; pero logramos funciones tan interesantes como evitar el retroceso de Sorpresa o debilitar libremente Pokémon que, de no tener el Sustituto, nos debilitarían o causarían muchísimo más daño antes. Por tanto, Sustituto es un movimiento muy útil, sobre todo cuando predecimos cambios o Protección por parte del rival.

¿Cómo aprovechar el momentum?

Tal y como hemos podido demostrar anteriormente, tener el momentum a favor consigue restringir las jugadas que nuestro rival puede realizar, haciéndoles más predecibles. Pese a la exageración de los ejemplos, son la base sobre la que se aplica el concepto. Sin embargo, también hemos visto que es habitual por los novatos atacar directamente a todo, procurando debilitar al rival lo antes posible, pero es un Pokémon debilitado lo que devuelve el momentum a favor de nuestro rival.

Por tanto, aún si eres capaz de debilitar directamente uno de los Pokémon del rival, ¿es realmente beneficioso hacerlo? Tomemos este ejemplo para explicarlo:

vs

Tu rival se encuentra con Kangaskhan al 70% y +2 Ataque; y Bronzong al 95%, mientras que tú tienes a Weavile intacto y Xerneas al 90% y con un Geocontrol colocado. Ni Kangaskhan ni Weavile disponen ya de su Sorpresa, y sabemos que Bronzong puede resistir un Desarme de Weavile. Si nuestro rival consigue colocar el Espacio Raro estaremos en una situación muy desventajosa, pues puede debilitar nuestro Weavile fácilmente con Kangaskhan y a Xerneas con Giro Bola de Bronzong.

Ahora se abren dos escenarios. El primero de ellos, decidimos usar Desarme en Bronzong y Brillo Mágico, debilitando al Kangaskhan rival y dejando al Bronzong tiritando, pero aún vivo. Por tanto, el rival consigue colocar su Espacio Raro y tiene un cambio libre a cualquier sweeper, como podría ser su Groudon. Esta situación es desfavorable para nosotros, pues ahora puede debilitar a Xerneas y dañar severamente a Weavile en un mismo turno, así como colocar Gravedad en campo y, al debilitar al Bronzong, ganar otro cambio a su último Pokémon.

La otra posibilidad sin embargo es ignorar al Kangaskhan rival. Usando tanto Desarme como Fuerza Lunar sobre Bronzong conseguiremos debilitarle, acabando con la única opción del rival como inductor de Espacio Raro. Es posible que nuestro Xerneas acabe severamente dañado ese mismo turno, pero los Pokémon más lentos de nuestro rival no podrán tomarnos ventaja del Espacio Raro y aún presionaremos al Kangaskhan enemigo con Brillo Mágico. Aquí salimos mucho más beneficiados, pues es posible que nuestro rival prediga una Protección de Xerneas y ataque al Weavile, lo cual nos abriría a un escenario aún más ventajoso para nosotros. Además, el rival se ve forzado a cambiar por otro Pokémon más lento, mientras que nosotros mantenemos la ventaja.

En conclusión…

El momentum es un concepto increíblemente presente en cada turno de cada combate, y suele decidir quién juega de forma más efectiva. Es tan basto que aún quedan detalles y posibilidades que explicar, pero espero que esta introducción sea suficientemente útil para entender los puntos más básicos de los mindgames que hay detrás de cada turno.

Deja un comentario

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!